ANSIEDAD EN EL TRABAJO

Uno de los problemas más comunes que sufren las personas en el trabajo es la ansiedad, la cual,

Uno de los problemas más comunes que sufren las personas en el trabajo es la ansiedad, la cual, la convierte como uno de los riegos psicosociales que producen mayores efectos negativos tanto para quien lo padece, como para las empresas. Sin duda, la actual situación económica que estamos viviendo, tiene efectos directos sobre la salud emocional de las y los trabajadores.

“La ansiedad es la respuesta fisiológica ante las demandas del medio”

En empleorecursos.es, entendemos la ANSIEDAD LABORAL como aquella respuesta fisiológica que se produce con objeto de hacer frente a una amenaza, ya sea para enfrentarnos a ella o para huir de la misma. Sin duda, al ocurrir en el entorno laboral, esta “amenaza” puede tener múltiples orígenes, como las elevadas exigencias continuas del puesto de trabajo, un clima laboral hostil, etc., de ahí que sea considerado como uno de los factores psicosociales de riesgo más importantes.

“Es importante distinguir la ansiedad del estrés”

Dentro de este contexto, es importante diferenciar la ansiedad del estrés. Así, por estrés se entiende la respuesta que se produce en nuestro organismo cuando “interpretamos” como peligrosa una determinada situación, lo que nos ayuda a actuar ante ella; mientras que la ansiedad consiste en la activación fisiológica (no es una emoción ni tampoco un sentimiento) que produce unos síntomas concretos cuya manifestación puede variar entre las personas que la padecen.

La ansiedad se convierte en patológica cuando esta activación o respuesta fisiológica se presenta de manera continua a intensidades altas, independientemente del contexto o estímulo.

“Son un conjunto de factores los que generan la ansiedad laboral”

A partir de nuestra experiencia en el área de gestión del talento, podemos afirmar que son un conjunto de causas o situaciones las que presentándose de manera conjunta y de manera prolongada en el tiempo (junto con aspectos personales y sociales de la persona trabajadora), lo que dan lugar a padecer ANSIEDAD LABORAL, como indefinición de funciones y tareas, ausencia o mala comunicación, horarios excesivamente rígidos, falta de flexibilidad laboral, ausencia de medidas de seguridad y salud, elevada exigencia (externa o interna), mobbing, miedo a cometer errores, nula planificación, clima laboral hostil, temporalidad, precariedad laboral, etc.

“La ansiedad produce en la persona síntomas psicológicos, físicos y sociales”

A modo general, las personas que sufren ANSIEDAD LABORAL presentan síntomas psicológicos (bloqueos, dificultad para tomar decisiones, inseguridad, pérdida de atención y concentración, descuidos, aumento de errores, excesivo perfeccionismo, etc.); físicos (opresión en el pecho, taquicardias, sensación de mareo, desorden alimenticio, problemas digestivos, cansancio, disfunciones del sueño, etc.); y sociales (irritabilidad, aislamiento, miedo a comunicarse, etc.).

“Si padecemos ansiedad debemos buscar la ayuda de un/a profesional”

Cuando somos conscientes que esta situación de ansiedad nos sobrepasa y afecta a nuestra vida personal y laboral, es necesario acudir a un/a profesional. Así, a modo general, el tratamiento de la ansiedad se fundamenta en una intervención a nivel cognitivo (con objeto de intervenir en los pensamientos de evaluación que hacemos de las situaciones que nos llevan a este estado emocional, así como de nuestros recursos para hacerles frente); por medio de técnicas de relajación a aplicar ante estos “episodios” (para disminuir la activación fisiológica, mantener la respiración calmada, etc.); herramientas de afrontamiento conductual (para aprender las habilidades necesarias para hacer frente a esta situación); y por último, intervención farmacológica.

Es claro que todas y todos estamos expuestos a sufrir ansiedad a lo largo de nuestra vida laboral, por lo que es necesario que pongamos en marcha acciones o medidas saludables, como una correcta gestión de nuestro tiempo, dieta equilibrada, ejercicio físico, apoyo social, desconexión laboral, etc.

Por último, es importante comentar que recientemente se está considerado por los Tribunales la ANSIEDAD LABORAL como accidente de trabajo, y no como enfermedad común, por lo que cada vez se está haciendo más visible este problema profesional y personal.

Pin It

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Manuel Ángel Romero Pozuelo.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Manuel Ángel Romero Pozuelo.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.