gratisography-322-thumbnail

LA CULTURA EMPÁTICA EN LA EMPRESA

Se entiende la Empatía como la capacidad que tiene una persona para ponerse en el lugar de otra

Se entiende la Empatía como la capacidad que tiene una persona para ponerse en el lugar de otra y así, ser capaz de conocer lo que siente o piensa en una situación dada, llegando a captar gran cantidad de información (por ejemplo, por medio del lenguaje no verbal). Por ello, desde empleorecursos.es entendemos que es una competencia básica y fundamental a aplicar y desarrollar en el contexto de empresarial.

“La Empatía es la capacidad para ponerse en el lugar de la otra persona para comprender lo que siente pero sin sentirlo realmente”

El motivo de la importancia de la Empatía en la empresa, se deriva de las nuevas corrientes de gestión de personas en la organización, con los departamentos de Felicidad a la cabeza, que tienen como objetivo propiciar un cambio Cultural que potencie el compromiso de las y los trabajadores con la empresa, por medio de técnicas tales como la filosofía Kaizen, el establecimiento de canales de comunicación adecuados, fomentando una cultura de gestión de los errores, promoviendo evaluaciones objetivas a todos los niveles, potenciando la experiencia de empleada/o, aplicación de un Liderazgo Positivo, etc., lo que repercutirá entre otros aspectos, en la mejora del Clima Laboral de la organización.

“La Cultura Empática acompaña el cambio de paradigma empresarial que pone a la persona en el centro de la empresa”

A partir de lo anterior, destacar la evolución del paradigma empresarial de competición a cooperación, en el que la persona trabajadora ocupa el centro de la empresa, por lo que la gestión de sus experiencias, emociones, sentimientos, etc. se convierte en fundamental para la consecución de los objetivos empresariales. Por ello, el desarrollo de la empatía en el contexto empresarial se encuentra estrechamente relacionado con los conceptos de Inteligencia Emocional, destacando la necesidad que tiene la empresa de fidelizar a sus trabajadoras/es, siendo necesario la puesta en marcha de medidas que fomenten el Employer Branding.

Dentro de este contexto, destacan las aportaciones de Forrester acerca de las acciones a poner en marcha para desarrollar la Empatía en las organizaciones, fundamentalmente en relación a la experiencia del trato con la persona cliente, siendo necesario para ello, la implicación y participación activa de todas y todos los que conforman la empresa, por lo que el flujo de información debe ser constante, para entre otras cosas:

  • Favorecer que todas las personas que conforman la organización empaticen con las experiencias de las y los clientes, siendo adecuado para ello que realicen las mismas acciones que éstas/os llevan a cabo, tales como compra y consumo de los productos y servicios, por ejemplo.
  • Permitir que todos los miembros de la empresa conozcan las características y necesidades de las y los clientes, para así poder anticiparse a las mismas y satisfacerlas de forma correcta. Para ello, es aconsejable compartir estudios e informes acerca de la evolución de los productos y servicios, etc.
  • Potenciar la utilización de la empatía en todas las áreas y procedimientos de la empresa, siendo necesario la puesta en marcha de ejercicios de análisis de las opiniones de las y los clientes, por ejemplo.

Por último, a partir de nuestra experiencia en departamentos de recursos humanos, desde empleorecursos.es queremos destacar la importancia de la Empatía en la empresa, por lo que para su desarrollo, es fundamental que la persona trabajadora se involucre, ya que somos de la opinión que la empatía, como cualquier otra capacidad, puede fomentarse y potenciarse (por medio de la puesta en marcha de comunicaciones basadas en la escucha abierta y libre de prejuicios, por ejemplo).

Pin It

Deja un comentario