gratisography-390-thumbnail

EL PENSAMIENTO LATERAL EN LA EMPRESA

Independientemente del puesto de trabajo que desempeñemos, encontrarse con problemas o situaciones novedosas en las que se nos

Independientemente del puesto de trabajo que desempeñemos, encontrarse con problemas o situaciones novedosas en las que se nos exige actuar de manera ingeniosa en nuestro día a día de trabajo es más habitual de lo que imaginamos. Ante este contexto, existen personas que encuentran respuestas fuera de lo “normal” o innovadoras, las cuales, son clasificadas como creativas, dando lugar a la forma de razonar que Edward de Bono definió como PENSAMIENTO LATERAL.

“El Pensamiento Lateral es una habilidad que se puede entrenar”

Desde empleorecursos.es queremos destacar la importancia que tiene esta forma de pensar para la consecución de los objetivos empresariales así como para el desarrollo de la persona trabajadora, ya que según las propias palabras del autor es una “habilidad operacional para desarrollar nuevas ideas, por lo que constituye una forma deliberada de creatividad”.

“El Pensamiento Lateral se basa en patrones de pensamiento alternativos”

Básicamente, esta habilidad se basa en el modo en el que nuestro cerebro recibe y procesa la información que tiene sobre la situación novedosa a resolver. En la mayoría de las ocasiones, solemos considerar que la información que percibimos de dicha situación es suficiente, tendiendo a procesarla de forma autoorganizada y automática por medio de patrones asimétricos y secuenciales (pensamiento habitual o vertical). En contraposición, con la forma lateral se establecen nuevas formas de análisis de la información de la situación (se ha demostrado que al menos el 90% de nuestros pensamientos se basan en nuestra percepción). Esto es, aplicar el PENSAMIENTO LATERAL consiste en mirar a la situación novedosa (problemática o no) desde otra perspectiva diferente, lo que posibilita producir ideas diferentes a las “tradicionales”.

“Si buscas resultados diferentes, haz cosas distintas”

A partir de lo anterior, se puede pensar que esta forma de pensamiento es algo que se tiene o no, pero en realidad, y más para los departamentos de gestión de personas (recursos humanos) que pretenden fomentar un liderazgo integrador, es una de las múltiples competencias ocultas de la persona trabajadora a potenciar. Para ello, a la hora de afrontar una determinada situación a resolver, el autor propone analizarla desde todos los puntos de vista posibles, partiendo de una revisión profunda de los aspectos que influyen en la misma, para posteriormente, pasar a cuestionarlos. A partir de aquí, nombra una serie de métodos, entre los que destacan:

  • Utilizar un concepto al azar, analizarlo con detalle y buscar las relaciones que tiene con la situación que se intenta solucionar. Un ejemplo puede ser cuando desde RRHH se pretende fomentar el valor de pertenencia en la empresa y el trabajo en equipo de las y los colaboradores, y se observa por la ventana una ambulancia pasar. A partir de aquí, se analiza la ambulancia, el rótulo que ponía (residencia de mayores), dificultades que tendremos cuando lleguemos a esa edad, posible soledad, necesidad de apoyo, amistades, etc. y se termina organizando sesiones voluntarias de asistencia a ayudar la residencia de la localidad.
  • Retar la forma tradicional o común de responder ante estas situaciones, no porque no sea correcta, sino para posicionarse en modos de acción alternativos. Por ejemplo, si se quiere mejorar la relación interdepartamental a la vez que la integración, a lo mejor hay que cuestionarse por qué están distribuidos los departamentos en espacios físicos diferentes en vez de disponer de un “open office” donde todas y todos estén en la misma sala, independientemente de sus funciones o tareas.

En resumen, el PENSAMIENTO LATERAL, es un método creativo de búsqueda de soluciones nuevas a problemas por medio de la adopción de enfoques fuera de lo común, complementando la forma tradicional de pensamiento (hipotético y deductivo a partir de la información que nos llega). Esto es, con el pensamiento lateral hacemos que nuestro cerebro tenga en cuenta puntos de vista alternativos a los que normalmente utilizamos, por lo que las situaciones son analizadas desde una perspectiva totalmente diferente, dando a su vez, soluciones distintas.

Pin It

Deja un comentario