TOMA DE DECISIONES: SEIS SOMBREROS PARA PENSAR

No siempre es fácil tomar decisiones, y mucho más hacer que éstas sean creativas y a la vez,

No siempre es fácil tomar decisiones, y mucho más hacer que éstas sean creativas y a la vez, exitosas, independientemente del contexto en el que nos encontremos. En el presente artículo, queremos completar nuestras aportaciones sobre el Pensamiento Lateral en la Empresa por medio de la exposición de la técnica de toma de decisiones denominada por su autor, Edward de Bono, Seis Sombreros para Pensar.

“El patrón tradicional de pensamiento conlleva influencias subjetivas en la decisiones”

En primer lugar, queremos resaltar desde empleorecursos.es que cuando nos enfrentamos a una decisión difícil ante un problema, el procedimiento lógico que solemos utilizar es analizarlo con detalle, esto es, determinamos las ventajas, los inconvenientes, el contexto, las situaciones futuras que se pueden dar, las consecuencias de una determinada forma de actuar, las emociones, etc. (proceso que traspasado al trabajo en equipo, genera en muchas ocasiones puntos de vista contrapuestos).

“En la técnica, las y los participantes utilizan el mismo patrón de pensamiento a la vez”

La aplicación de la técnica de los Seis Sombreros para Pensar simplifica todo el procesamiento anterior desgranándolo en partes (seis) que se tratarán de forma separada por el grupo de trabajo, permitiendo que todas las personas que intervienen se centren en lo mismo sin interferencias ni cambios de actitudes, lo que favorecerá la decisión finalmente tomada. Para ello, De Bono crea seis formas de pensar representadas metafóricamente por sombreros de colores diferentes.

“El análisis del problema se realiza en función de lo que acontecerá y no de los hechos ocurridos”

A partir de lo anterior, es fundamental tener en cuenta, como premisa a la hora de utilizar esta técnica de toma de decisiones en grupo, que la misma no se centra en los acontecimientos pasados de la situación a analizar, esto es, no intenta conocer lo sucedido hasta llegar al momento actual, sino que tiene como punto de partida para la reflexión determinar lo que sucederá.

Para ello, el autor define los siguientes sombreros:

  • Sombrero blanco: simboliza los hechos y evidencias puras, esto es, sin ninguna carga emocional o subjetiva acerca de las mismas, al tratar la información disponible de manera neutral. A modo general, este tipo de pensamiento suele utilizarse al comienzo de la reunión o cuando hace falta obtener información con el inconveniente de sea excesiva.
  • Sombrero rojo: se centra en los aspectos no racionales del pensamiento, por lo que es pasional e injustificado (como el fuego o el calor). Con él, se desatan las emociones, intuiciones y sentimientos irracionales. Por norma cultural, este tipo de pensamiento es coartado en las reuniones, siendo ésta su principal dificultad.
  • Sombrero negro: representa la conducta preventiva y cautelosa marcada por los patrones tradicionales de pensamiento lógico, por lo que se intenta ir más allá para conocer las causas o motivos de la situación, resultando útil para analizar y planificar el modo de actuar el grupo, lo que permite que se cumplan las reglas de actuación en la reunión, cuestión que si se practica en exceso, puede hacer que pierda la dosis de creatividad buscada.
  • Sombrero amarillo: como su color (sol, luz, etc.) este sombrero sirve para centrarse en los aspectos positivos y beneficiosos de una idea siempre desde un punto de vista racional, por lo que su visión constructiva de las cosas choca con la idea realista del sombrero negro.
  • Sombrero verde: simboliza la vegetación y energía. Por ello, es el generador de posibilidades y reacciones no contempladas por medio de soluciones e ideas creativas que dejan de lado las cotidianas. Es el pensamiento lateral en estado puro.
  • Sombrero azul: guía y controla todo el proceso, gestiona la reunión y su desarrollo, permitiendo que se alcancen los objetivos propuestos. Como norma general, siempre representará este papel la persona moderadora de la reunión.Diapositiva1

En cuanto al procedimiento de aplicación de esta técnica, hay que tener en cuenta que todas las personas que intervienen en el proceso se deben “enfocarán” con el mismo sombrero a ña vez, siendo habitual que se inicie con el azul (quién dará las instrucciones necesarias en cuanto a tiempo para cada sombrero y turno de participación) y continuando, antes de dar paso al resto de sombreros, por el blanco, con objeto de exponer los datos y hechos concretos relacionados con la situación a analizar.

Por último, la aplicación de la técnica de Seis Sombreros para Pensar tiene una serie de beneficios, estando el principal relacionado con su propia idiosincrasia ya que permite centrar el pensamiento en una sola dirección al asumir el papel de cada uno de los sombreros, a la vez que se descartan las emociones que conllevan a la distracción que el pensamiento tradicional posee. Por ello, se puede afirmar que con esta técnica se eliminan los componentes subjetivos que determinan cualquier tipo de decisión.

Pin It

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Manuel Ángel Romero Pozuelo .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Manuel Ángel Romero Pozuelo.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.