INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA GESTIÓN DE EQUIPOS

En el mundo de la empresa, mucho se habla de la importancia de las competencias, esto es, habilidades,

En el mundo de la empresa, mucho se habla de la importancia de las competencias, esto es, habilidades, actitudes, aptitudes y comportamientos en el puesto de trabajo para determinar el correcto desempeño del mismo. Sin embargo, dentro de este conjunto, destaca el concepto de Inteligencia Emocional.

En empleorecursos.es queremos reflexionar sobre la importancia de la Inteligencia Emocional enfocada a la construcción de equipos de trabajo efectivos en la empresa, entendida como una mayor creatividad, originalidad, iniciativa, liderazgo e influencia social que muestra la persona en su puesto de trabajo.

La Inteligencia Emocional

Para analizar el concepto de Inteligencia Emocional nos tenemos que remontar a las investigaciones de John Mayer y Peter Salovey (1990), quiénes descubrieron que existen personas con elevadas capacidades para reconocer sus propios sentimientos y los de las/os demás, así como resolver problemas relacionados con las emociones. A partir de lo anterior, Daniel Goleman desarrolló su modelo centrado en cinco aspectos fundamentales: conocer las propias emociones, gestionarlas, motivarse, reconocer y comprender las emociones de las y los demás, así como gestionar las relaciones con ellas/os a partir de las mismas.

Al mismo tiempo, cada uno de estos cinco aspectos se subdividen en cuatro cuestiones, como son:

1. Autoconciencia

Ser consciente de las propias emociones y cómo éstas afectan a las personas con las que se interactúa, al igual que la conducta de estas personas nos afectan a nosotras/os.

2. Conciencia Social

Reconocer las emociones de las demás personas, escucharlas de forma activa, etc.

3. Autogestión

No solo basta con conocer nuestras propias emociones, sino que las negativas o disruptivas hay que controlarlas, por lo que en ocasiones, se hace necesario flexibilidad y capacidad de adaptación.

4. Relaciones

Gestionar las relaciones que tenemos con las y los demás, actuar de manera asertiva y empática, etc.

La Inteligencia Emocional en la empresa

A partir de lo anterior, parece clara la importancia que tiene la Inteligencia Emocional en el lugar de trabajo, sobre todo en las relaciones dentro de los equipos. Por ejemplo, la mayoría de los conflictos que suceden dentro del grupo de trabajo se deben a la incapacidad de uno de los miembros en controlar sus propias emociones (autogestión, lo que se traduce en baja Inteligencia Emocional).

Al mismo tiempo, por regla general, las personas que tienden a no hacerse responsables de sus propios errores, a culpar de ellos a las y los compañeros, demuestran también baja Inteligencia Emocional, al igual que sucede en aquellas que reinciden una y otra vez en los mismos errores, se hacen constantemente las víctimas, etc.

Por todo lo anterior, contar en el equipo de trabajo con personas con baja Inteligencia Emocional se convierte en un foco de problemas y conflictos en la dinámica y relaciones dentro del mismo.

Mejorar en Inteligencia Emocional

A modo general, podemos seguir una serie de pautas para potenciar nuestro nivel de Inteligencia Emocional: 

A. Reconocer las propias emociones

Tomar conciencia de las emociones que sentimos ante determinadas situaciones en el contexto de trabajo, sobre todo las que nos generan respuestas más fuertes, como enfado, frustración, ira, rabia, etc.

B. Mejora tus habilidades sociales

Comunicar nuestras emociones de manera adecuada, tanto verbal como no verbal, de dependiendo del contexto y situación en la que nos encontremos, así como escuchar a las y los demás, permitir que se expresen libremente.

C. Automotivación

Reflexiona sobre tus propios objetivos, lo que realmente te “mueve” para actuar y los aspectos o habilidades que te faltan para conseguirlos.

D. Conducta empática

Conocer y reconocer los sentimientos de las y los compañeros no solo nos aumentará el respeto hacia ellos, sino que nos facilitará la respuesta adecuada en cada situación.

En resumen, cuando la persona muestra una Inteligencia Emocional más desarrollada se adapta mejor a la dinámica del equipo de trabajo, al conocer los efectos que su conducta tiene en las y los compañeros, reconocer sus propios errores, así como comunicarse de manera efectiva.

Pin It

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Manuel Ángel Romero Pozuelo.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.