GESTIÓN DEL TALENTO: MÉTRICAS DE PRODUCTIVIDAD

Cada vez son más las empresas y organizaciones que consideran a las personas y su talento como su

Cada vez son más las empresas y organizaciones que consideran a las personas y su talento como su valor más importante, por lo que es necesario poner en marcha medidas eficaces de evaluación de productividad y desempeño profesional. Dentro de este contexto, es fundamental establecer métricas de análisis de datos que permitan cuantificarlo y objetivarlo.

A partir de nuestra experiencia profesional en departamentos de gestión del talento, en empleorecursos.es somos de la opinión que es mejor comenzar por establecer métricas concretas que indiquen el desempeño real de las y los trabajadores, utilizando las diferentes herramientas de gestión puestas en marcha en el área (performance, matriz del talento, matriz de polivalencia, objetivos, etc.).

Principales indicadores del rendimiento laboral

A. Calidad del trabajo

A la hora de medir la productividad de las y los trabajadores es mejor la calidad a la cantidad. Siempre es más adecuado hacer las cosas bien.

Sin embargo, la calidad no deja de ser a priori un concepto subjetivo, por lo que para hacerlo objetivo, se tomarán indicadores en función del sector de producción o servicio en el que se trabaje, como número de piezas estropeadas, quejas de las y los clientes, productos defectuosos, etc.

B. Eficiencia laboral

Como sabemos, no es lo mismo eficiencia (conseguir los resultados esperados con los menores recursos y costes posibles) que eficacia (obtener el resultado sin importar el coste). Por ello, contar con colaboradoras/es eficientes es disponer de personas que hacen bien su trabajo.

Una buena técnica para medir la eficiencia laboral es realizar evaluaciones 360º de cada empleada/o, donde su responsable, compañeras/os y subordinadas/os califiquen su trabajo y muestren sus opiniones sobre el mismo. Además, esta información proporciona entre otros aspectos información valiosa sobre el clima laboral y nivel de motivación del equipo de trabajo.

C. Formación

La premisa es clara. Si la empresa invierte en sus empleadas/os, éstas/os invertirán en ella. Los programas de aprendizaje y desarrollo son esenciales para ayudar a las y los colaborares a crecer profesionalmente, mejorar su satisfacción laboral y alcanzar el máximo rendimiento.

Para medir el éxito de estos programas, se utilizarán indicadores como el nivel de transferibilidad de lo aprendido en el trabajo, corrección de acciones erróneas, disminución de fallos o accidentes, etc.

D. Objetivos individuales

Definir objetivos de trabajo individuales y grupales conlleva beneficios como el incremento de la eficiencia (si se les recompensa por hacer el trabajo de modo acordado), incremento de la motivación laboral (entre otras cosas, al ayudar a las y los empleados a superar sus límites), identificación del mejor talento, así como potenciar su desarrollo, etc.

 

El área de gestión del talento se basa cada vez más en datos, por lo que es esencial utilizar métricas que permitan medir de manera objetiva la productividad y rendimiento de las y los trabajadores, como medio de mejora profesional o empresarial.

Pin It

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Manuel Ángel Romero Pozuelo.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.