TENDENCIAS EN LA GESTIÓN DEL TALENTO PARA LA VUELTA DE VACACIONES

El verano, además de para desconectar y recargar “pilas”, suele ser buen momento para detenerse a reflexionar las

El verano, además de para desconectar y recargar “pilas”, suele ser buen momento para detenerse a reflexionar las acciones realizadas en la primera mitad del año y planificar el próximo semestre. Este año, con los efectos de la pandemia sanitaria todavía presentes tanto a nivel personal como profesional, es el momento de continuar innovando y adaptando los procesos de gestión del talento en la empresa a esta nueva realidad.

“Es el momento de reflexionar nuestras políticas de gestión del talento”

Así, desde empleorecursos.es queremos reflexionar sobre lo que entendemos que desde el punto de vista de la gestión del talento tienen que poner en marcha las organizaciones para hacer frente a la nueva realidad respecto de las y los trabajadores, al considerarse el activo más importante de la empresa.

  1. Cultura de la empresa

Todas las acciones que se realizan en la empresa están determinadas por su Cultura, por lo que su importancia es vital para el éxito de la organización, al definir sus valores e identidad interna y externa. Dentro de la gestión del talento, la Cultura determinará acciones clave como su captación y fidelización del talento, el employer branding de la organización, etc.

  1. Estilo de dirección

Contar con un liderazgo eficaz adaptado a la nueva realidad permitirá la consecución de los objetivos que la empresa se ha marcado, a la vez que favorece el trabajo en equipo, disminuye la aparición de conflictos, fomenta la participación de todas/os en el proceso de toma de decisiones, reduce el absentismo y la rotación laboral (no podemos olvidar que en muchas ocasiones, las personas no dejan la empresa, abandonan a sus jefas/es). En resumen, mejora el rendimiento de la empresa.

  1. Trabajo en remoto

A pesar de la “rigidez” de la Ley sobre el Teletrabajo, las ventajas de contar con “nómadas digitales” son tanto para la empresa (reducción de costes de instalaciones, mayores posibilidades de captación de talento, etc.), como para las y los trabajadores (conciliación laboral y personal, flexibilidad, etc.), sin olvidar los efectos para la sociedad (reducción de contaminación al disminuir los desplazamientos, por ejemplo).

  1. Diversidad

Contar con acciones que garanticen la igualdad de oportunidades permitirá apostar por un entorno laboral diverso, lo que conllevará la posibilidad de contar con diferentes perspectivas y modo de afrontar las tareas, aumento de la creatividad, impacto en la marca de la empresa, fidelización del talento, etc.

  1. Herramientas tecnológicas

A nivel de la gestión del talento, contar con aplicaciones tecnológicas que agilicen los procesos será un plus, al reducir la carga administrativa, aportar mayor seguridad en el tratamiento de la información, etc. Además, utilizar herramientas de análisis de datos facilitará el proceso de toma de decisiones.

  1. Proximidad a las y los colaboradores

Es claro el impacto que ha tenido y tiene la COVID19 a nivel personal. Prestar una atención personalizada a las necesidades de las y los trabajadores con el fin de atender y corregir sus problemas diarios permitirá mejorar su integración y rendimiento, lo que repercute de manera directa en el clima laboral de la organización.

  1. Seguridad y salud

Conocer los riesgos que están presentes en el puesto de trabajo es el primer paso para prevenirlos y evitarlos. Una empresa comprometida por la seguridad y salud de sus colaboradoras/es, que apuesta por la implantación de una “cultura preventiva” conlleva una mejora en los procesos de gestión, y por consiguiente, un mayor rendimiento de todas/os. En este contexto, se pondrá énfasis en el bienestar psicológico y emocional de las y los trabajadores.

  1. Formación

Contar con personas que posean los conocimientos y habilidades que su puesto de trabajo y el mercado en el que opera la empresa es sinónimo de competitividad. Además, permite adaptarse mejor a los continuos cambios del entorno en el que opera la organización junto con el elemento motivacional y desarrollo de carrera de las y los empleados.

  1. Employer Experience

Esta pandemia nos ha cambiado los valores, ahora le damos más importancia a aspectos que antes no lo tenían tanto. Por ello, desde la empresa es el momento (si no se ha hecho antes) de poner a las personas en el centro de la empresa, de apostar por el talento sin condiciones. Esto, significa comprender qué motiva la productividad, reconocer y permitir diversas versiones de la flexibilidad laboral, reinventar los procesos de trabajo y las formas de hacer las cosas, etc.

  1. Condiciones laborales

Sabemos que muchas empresas no lo están pasando bien económicamente pero contar con salarios acordes al mercado y garantizar la estabilidad laboral son dos herramientas poderosas para sentar las bases en la que cimentar todas las políticas de gestión del talento.

Pin It

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Manuel Ángel Romero Pozuelo.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.