MANTENER LA MOTIVACIÓN PARA TRABAJAR EN VERANO

El periodo de vacaciones siempre es deseado por todas/os, pero existe la sensación generalizada que este año, tras

El periodo de vacaciones siempre es deseado por todas/os, pero existe la sensación generalizada que este año, tras los efectos de la pandemia sanitaria que estamos sufriendo, tanto a nivel personal, social y profesional, hacen que sea más necesario que nunca desconectar y recargar “pilas”. Sin embargo, como sucede en la mayoría de las empresas, no todas las personas pueden irse de vacaciones a la vez, por lo que hay empleadas/os que deben trabajar en verano.

“Trabajar en verano mientras todas/os disfrutan puede afectar a la productividad”

Trabajar en verano, cuando la mayoría de tus compañeras y compañeros están de vacaciones suele suponer un esfuerzo extra, ya que en ocasiones, no solo tienes que atender tus tareas, sino que también las del resto de personas del equipo, por lo que se convierte un reto para el área de gestión del talento mantener el nivel de motivación adecuado para estas personas.

Lo anterior suele venir agravado por cuestiones externas, ya que el verano se caracteriza por mayores momentos de ocio, distensión y sobre todo por un excesivo calor en determinadas zonas geográficas (el cual, suele afectar no solo al carácter de las personas, sino a dificultades para dormir, y por tanto, descansar del modo adecuado), así como por aspectos internos (posibles controversias “sufridas” a la hora de coordinar las vacaciones con el resto de personas del equipo, etc.).

“Las empresas deben gestionar los periodos de descanso como un medio para mejorar la productividad”

En empleorecursos.es, a partir de nuestra experiencia laboral en departamentos de gestión del talento, entendemos que el área de recursos humanos de las organizaciones tiene un trabajo fundamental como es mantener la motivación de las personas que trabajan en verano, con objeto de que la productividad de la empresa no se vea afectada.

Así, son varias las acciones que se pueden poner en marcha para reforzar la motivación en el trabajo durante los meses de verano, como son:

  • Horarios flexibles.

Quizás es momento para relajar un poco el horario de trabajo, no que se pueda comenzar a trabajar cuando se quiera pero sí dar más flexibilidad al iniciar y terminar la jornada, sobre todo para poder conciliar (hay que pensar que el resto de personas con la que se convive pueden estar de vacaciones).

  • Tareas retadoras.

Ya que hay que trabajar en verano, cuando las y los compañeros están disfrutando de sus vacaciones, lo ideal es hacerlo desarrollando tareas que nos supongan un reto, que no nos aburran ni sean “pesadas”.

  • Nivel de trabajo.

Hemos comentado como uno de los principales problemas en esta situación es que en ocasiones, las personas que trabajan en verano cuando el resto de miembros del equipo están de vacaciones, tienen una carga doble, esto es, deben atender a sus tareas y las de sus compañeras/os. Para evitar esto, es necesario una planificación previa y que cada persona deje finalizada sus obligaciones en la medida de lo posible antes de marcharse de vacaciones.

  • Confianza.

Es buen momento para “apostar” por esa persona en su puesto de trabajo, para empoderarla, para darle los galones o el rol que cuando están todas las personas del equipo no desempeña.

  • Permitir aportaciones.

Relacionado con lo anterior, quizás el buen momento para analizar cómo se están haciendo las cosas y plantear mejoras en los procesos.

  • Ritmo de trabajo.

No se puede olvidar que es verano y época de “ocio”. Mantener un ritmo de trabajo elevado aumentará la desmotivación, por lo que alargar un poco la hora del café, por ejemplo, ayudará a afrontar con mayor motivación las tareas a realizar.

  • Espacio de trabajo.

No podemos olvidar las condiciones ambientales del lugar de trabajo, y más cuando se alcanzan temperaturas extremas en el exterior. Por ello, contar con instalaciones climatizadas, agua, etc., es fundamental siempre, pero en estas fechas no puede “fallar”.

  • Ocio.

No se puede olvidar la época del año que se está viviendo, por lo que se es importante animar a aprovechar los periodos de descanso, ya sean fines de semana o festivos, para descansar y desconectar.

En resumen, poner en marcha medidas que motiven a las y los trabajadores que no disfrutan vacaciones en verano, no solo garantizará el mantenimiento de la productividad laboral, sino que facilitará el bienestar laboral en toda la empresa, ya que las organizaciones deben comenzar a ver el periodo de vacaciones no como un gasto, sino como una inversión en su capital más importante, el talento de las y los colaboradores.

Pin It

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Manuel Ángel Romero Pozuelo.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.